Woks

El wok oriental para cocina asiática, conocido desde los anales de la milenaria cultura de la dinastía Han, ha sido adoptado por todas las culturas del mundo con gran éxito. El wok es una sartén profunda, cuyo cuerpo con forma de cuenco distribuye el calor de manera uniforme por toda su superfície. El wok asiático se caracteríza por poseer unas paredes altas y un fondo tradicionalmente convexo, aunque las versiones de fondo plano están ganando una popularidad indiscutible por ser aptas para poder usarse en cocinas modernas de gas, eléctricas o inducción.

Wok asiático versus sartén tradicional

Los beneficios de cocinar en wok es que, a diferencia de una sartén tradicional, distribuye el calor de manera mucho más uniforme. Esto ocurre por su forma cóncava con lados inclinados, y la naturaleza del material del que están hecho el wok. Con una mejor distribución del calor, existen menos puntos fríos en la superfície del wok, y de este modo se consigue que todo termine de cocinarse al mismo tiempo de manera uniforme. Además la forma de cuenco permite poder saltear el alimento de forma mucho más sencilla y eficiente.

¿ Para qué se utiliza un wok asiático ?

Aunque la función principal del wok asiático es saltear, un wok tiene una variedad muy amplia de diferentes usos debido a su diseño. Como es tan profundo, se puede llenar con agua y usar para hervir alimentos o llenar con aceite para freír. Cuando se combina con astillas de madera y una rejilla, un wok también se puede usar como ahumador para carnes y quesos. El wok oriental combinado con una tapadera, también se puede utilizar para cocinar verduras o mariscos al vapor.

Cómo usar un wok asiático para cocinar

Cuando se usa con las indicaciones correctas, un wok puede llevar una receta al siguiente nivel y añadir un nivel de sabor y matices que de otro modo sería imposible. En este proceso es vital usar el mejor aceite para cocinar con wok. Al elegir un aceite para cocinar en wok, es importante elegir un aceite con un punto alto de humo. Este tipo de aceites requieren una temperatura alta ( a partir de 205º Celsius, o 400° Fahrenheit) antes de que empiecen a humear. Elegir un aceite con un punto de humo bajo, conlleva el riesgo de quemar el aceite y contaminar el sabor de la receta. Los aceites que suelen utilizarse en la cocina china tradicional con wok son el aceite de almendras, el aceite de soja y el aceite de semilla de uva. También puede utilizarse aceites como el aceite de cacahuete, aceite de girasol, aceite de aguacate o aceite de oliva, ya que todos ellos poseen un amplio rango de temperatura y por tanto un punto de humo alto.

Wok estilo cantonés

Wok cantonés

El wok de estilo cantonés posee dos asas en forma de U a ambos lados. En el wok cantonés el salteado del alimento se realiza fundamentalmente con el movimiento de una espátula utilizada como utensilio complementario auxiliar.

Wok estilo mandarín

Wok Mandarín

El wok de estilo mandarín presenta la forma distintiva de fondo redondo de un wok con un solo mango largo de madera o metal unido a un costado. Este mango facilita el proceso de saltear los alimentos, y también le permite al cocinero separar raciones tras cocinar los alimentos.

Filtrar por

Marcas
Precio
Filtrar
Producto añadido a Wishlist
Producto añadido a comparativa