Ollas

Existen múltiples tipos de ollas. En función de la receta a elaborar, podremos concluir que tipo de olla será la que mejor de se adapte a nuestra elaboración. Cada pieza tiene unas medidas, geometría y características específicas. A grandes rasgos, podremos destacar cuatro grandes subfamílias principales que categorizan cada tipo:

  • Olla u Olla Alta: Suelen tener una relación geométrica muy compensada entre diámetro y altura de la pared de la misma. Muy utilizadas para sopas, pucheros y legumbres.
  • Olla baja o Cazuela: Suelen caracterizarse por tener una proporción geométrica donde resalta la superfície de la misma, dada por el diámetro, versus una altura de pared de la olla mucho más baja que una olla convencional. Suelen utilizarse para múltiples fines, ya que son polivalentes, aunque dependiendo del diámetro la capacidad en volúmen suele ser limitante.
  • Rustidera: Olla con forma geométrica similar a la sartén. Paredes bajas y gran superfície. Es la pieza utilizada por excelencia para la elaboración de guisos de carne o pescado y arroces.
  • Salsera o Cazo: Olla cuya dimensión permite ser manipulada con una sola mano. Suele poseer un mango largo y su capacidad suele ser pequeña, generalmente de los 0,8 Litros a 1,6 Litros, según modelo.
Producto añadido a Wishlist
Producto añadido a comparativa
¿Podemos ayudarte? Contacto por WhatsApp